I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


JUVENALIA

Poemas

• abandono
• abandonos
• amor
• amor
• amor de mis amores
• bucÓlica
• canciones
• champagne
• combate
• cuando tu me preguntaste
• culpable
• derrota
• desengaÑo
• desideratum
• despedida
• desprecio
• diÁlogo amoroso
• duda
• egoismo
• el beso de la amada
• el buen samaritano
• el divino lenguaje del amor
• el madrugÓn
• el parque dormido
• empeÑo
• en el azul declive
• escrutinio
• estoy triste
• extraÑo espejismo
• fantÁsmata
• filosofÍa nihilista
• fragmento de una carta
• fuga de palabras
• horas de inspiraciÓn
• ii momento espiritual
• indecisiÓn
• inspiraciÓn
• juego peligroso
• la corona de espinas
• la esfinge
• la estudiantina
• la flor de tus labios
• la Última ilusiÓn
• labrador
• lÁgrimas de felicidad
• lentamente
• luchar y vencer
• mandolinata
• melancolÍa
• melancolÍa
• mentira
• momento espiritual
• mujer sonrojada
• muy avaro
• muy bonita
• neblina
• no la quise engaÑar
• noche de ronda
• nuevo amanecer
• nunca volviÓ
• objetivo
• parÁbola
• perfidia
• pero sÉ que no tienes
• poema de juventud
• preferencias
• princesita
• promesas, juramentos
• quÉ dice el corazÓn
• recuerdo
• remordimiento
• respuesta
• retorno
• san juan de dios
• se llamaba ana marÍa
• seguidilla
• si fueras como todas
• sonatina
• tentaciÓn
• tiempo tormentoso
• tristeza
• tÚ estÁs muy lejos
• tÚ me besas
• tÚ no sabes
• tu tesoro
• tu vocaciÓn
• ultima
• Último deseo
• un resorte con lacre
• una voz lejana
• y la gente me dijo
• yo sÉ que no hay otra
• ¡ idiota !
• ¡cantar, reir, gozar!
• ¡oh desamor!
• ¡quiÉn sabe!
• ¡una mujer!
• ¿no lo ves?
• ¿odiarte?
• ¿quÉ quieres...?

Núm. 198
Categoria: JUVENALIA

NOCHE DE RONDA

(Poema dedicado a la memoria de Pepe Berro Ezpondaburu, roncalés de pro, amigo del alma y compañero de muchas rondas nocturnas por las calles de Roncal.
<<<<0>>>>
Oid...Está la noche preñada de rumores.
No hay estrellas, ni luces y se escucha a lo lejos
un alegre rumor
de jotas, de cantares,y de vinos añejos.
Rasguea una guitarra. Serán los rondadores
del amor.
<>
“Dos hombres tuvo Navarra
que la hicieron inmortal.
El famoso Sarasate
y Gayarre el de Roncal.”
<>
¡Roncal! Valle escarpado,varonil, hecho roca
de corazón intrépido y entereza bravía,
la jota nació aquí,
como un grito valiente, que canta y que provoca.
Si es amorosa, ríe. Si es brava, desafía
así:
<>
“Entre mi hermanico y yo
y otro que le llaman Sola,
nos atrevemos con cinco,
aunque vengan con pistola.”
<>
Noches de ronda, noches de fiebre y de aventura.
Bajo las altas cumbres, junto a los Pirineos
solloza una canción.
que descubre en sus notas la amarga desventura
de todas las promesas y todos los deseos
del corazón.
<>
“Yo me enamoré del aire
del aire de una mujer.
Como la mujer es aire,
con el aire me quedé”
<>

El resplandor rojizo de una estrella dormida
marca la medianoche.Se esfuman dos luceros
de fulgor espectral
y la canción se aleja con una despedida.
Es la auténtica ronda.Son los almadieros
del Roncal.

Burgui (Roncal)invierno de l935.

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.