I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


RELIGIOSAS

Poemas

• a la beata madre genoveva
• a san josÉ
• a san josemarÍa escrivÁ de balaguer
• a su manera
• al cielo
• al cristo de javier
• al cristo de medinaceli
• al santÍsimo sacramento
• alma, vida y corazÓn
• antes morir
• ascensiÓn
• bendita hora
• bendita hora
• cara a cara
• cristo
• cristo resucitado
• de jesÚs y marÍa
• desde el leÑo
• dios estÁ arriba
• divino amor
• dolorosa
• dones y frutos
• el corazÓn escucha
• el divino sembrador
• el viernes santo
• en blanco
• en el sagrario
• en esa cruz
• en vos confÍo
• gracias
• habla
• hacia tu reino
• himno
• hosanna
• invitatorio
• invÓcale
• jesÚs
• jesÚs misericordioso
• la fe
• la gracia del perdÓn
• la luz de cristo
• la semana de pasiÓn
• la tercera caÍda
• la verdadera paz
• lenguas de fuego
• los siete dones
• lumen gentium
• mi fe
• mi pecado
• misericordia
• muy avaro
• oraciÓn
• padre
• pascua
• pascua de resurrecciÓn
• primer viernes de mes
• punto final
• resucitÓ
• sagrado corazÓn
• salmo 127
• sed
• segÚn tus obras
• ser tu poeta
• sÍ, mi seÑor
• su mirada
• su reinado
• te tengo a ti
• tengo sed
• todo
• triste meditaciÓn
• tu luz
• tu me conoces
• tu palabra
• tu perdÓn
• tu respuesta
• tu rostro
• tu voz
• ven, oh santo espÍritu
• victoria
• viernes santo
• vivir
• volaverunt
• vuestra hora
• ¡ave crux, spes unica!

Núm. 386
Categoria: RELIGIOSAS

HACIA TU REINO

(Tres sextetos con pie quebrado en 3º y 5º)

No me importa morir.Ya no me importa,
porque espero la luz, la vida eterna
y tu abrazo triunfal.
Un horizonte inmenso se recorta
sobre la niebla externa,
que descorre la fe del ideal.

Partir hacia tu reino cualquier día.
¿Qué importa mi vigor, mi turbulencia,
toda mi juventud ?
¿No he de escuchar allí tu melodía,
no ha de ser tu presencia
bálsamo, arrobamiento y plenitud?

Yo comprendo, Señor, que es egoismo,
yo sé que mis deseos desbordantes
cubren tanta ambición,
pero mira qué negro es el abismo.
Colma, cubre cuanto antes
la desmedida sed del corazón.

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.