I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


RELIGIOSAS

Poemas

• a la beata madre genoveva
• a san josÉ
• a san josemarÍa escrivÁ de balaguer
• a su manera
• al cielo
• al cristo de javier
• al cristo de medinaceli
• al santÍsimo sacramento
• alma, vida y corazÓn
• antes morir
• ascensiÓn
• bendita hora
• bendita hora
• cara a cara
• cristo
• cristo resucitado
• de jesÚs y marÍa
• desde el leÑo
• dios estÁ arriba
• divino amor
• dolorosa
• dones y frutos
• el corazÓn escucha
• el divino sembrador
• el viernes santo
• en blanco
• en el sagrario
• en esa cruz
• en vos confÍo
• gracias
• habla
• hacia tu reino
• himno
• hosanna
• invitatorio
• invÓcale
• jesÚs
• jesÚs misericordioso
• la fe
• la gracia del perdÓn
• la luz de cristo
• la semana de pasiÓn
• la tercera caÍda
• la verdadera paz
• lenguas de fuego
• los siete dones
• lumen gentium
• mi fe
• mi pecado
• misericordia
• muy avaro
• oraciÓn
• padre
• pascua
• pascua de resurrecciÓn
• primer viernes de mes
• punto final
• resucitÓ
• sagrado corazÓn
• salmo 127
• sed
• segÚn tus obras
• ser tu poeta
• sÍ, mi seÑor
• su mirada
• su reinado
• te tengo a ti
• tengo sed
• todo
• triste meditaciÓn
• tu luz
• tu me conoces
• tu palabra
• tu perdÓn
• tu respuesta
• tu rostro
• tu voz
• ven, oh santo espÍritu
• victoria
• viernes santo
• vivir
• volaverunt
• vuestra hora
• ¡ave crux, spes unica!

Núm. 366
Categoria: RELIGIOSAS

LA VERDADERA PAZ

( Quintetos )
Si es que puedo subir,
es que también yo puedo descender.
Entre el ir y venir
se tensa el porvenir,
buscando lo que sea menester.

Señor, yo bien quisiera
pelear junto a Ti, subir muy alto,
patrullar la frontera,
izando tu bandera
y muriendo de amor en el asalto.

Sin odio en el combate,
sin largos arcabuces y otras armas.
Sería un disparate,
alargar el debate
y resistir en tan contínua alarma.

Es tu Paz verdadera,
un horizonte inmenso, nunca visto,
una Paz duradera.
No es una Paz cualquiera,
la verdadera Paz de Jesucristo.

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.