I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


TRANSCENDENTE

Poemas

• 9 de mayo
• aborto
• adorable misterio
• al alba
• amor con amor
• amor de dios
• amor de padre
• amor divino
• anhelos
• bondad de dios
• celestial banquete
• como en massÁ
• confÍa y calla
• confianza
• creo
• cursillos de cristiandad
• dialogando
• dios
• dios es amor
• dios es amor
• divinas palabras
• el dedo de dios
• el divino pastor
• el final
• el golpe
• el perdÓn
• el sermÓn de la montaÑa
• el tiempo
• engaÑoso otoÑo
• escuchame
• final
• hacer el bien
• hermana muerte
• identico lenguaje
• jesus misericordioso
• la esperanza
• la verdad
• la verdadera fe
• los emigrantes
• manos unidas
• mi combate
• mi dios y mi todo
• mi itinerario
• miserere
• misericordia
• mundo burlÓn
• mundo interior
• no haya mudanza
• noviembre
• nuestros pensamientos
• olvido final
• olvido y perdÓn
• paternidad
• plenitud
• por quÉ
• por tu amor me muero
• preguntas
• quÉ fue antes
• quizÁs
• regocÍjate
• retorno
• si no tienes amor
• si te falta el amor
• sin punto
• su mirada
• sutilieza
• tÉmpora
• tu voz
• unos y otros
• victoria
• ya lo sabemos

Núm. 439
Categoria: TRANSCENDENTE

EL DIVINO PASTOR

(Versos alejandrinos)

Quiero hablaros de Dios, de ese Dios trascendente,
invisible en el marco de su propia vivencia.
Un Dios,cercano al hombre, que busca su presencia
entre el fárrago denso del rumor de la gente.

Cristo está entre nosotros. Nos cuenta de uno en uno
y en todos hay un algo de presencia divina.
Cristo vive escondido y no existe hombre alguno,
que no brille en su mente la luz de su doctrina.

Pero sigue en la sombra. Permanece invisible
y hay un hondo silencio en el alma sedienta
de percibir muy dentro su voz inextinguible,
en un suave silbido que guía y apacienta.

Con suave y dulce vara y su largo cayado,
nos guía en su rebaño, cual dóciles corderos.
El alma acepta ansiosa su místico reinado,
y nos lleva en volandas por celestes senderos.

Quiero hablaros a todos de un Dios que pastores
sus corderos y ovejas por cañadas oscuras.
Todo, con noble pausa. Todo,con mucho amor.
Cumple, tras veinte siglos su divina tarea,
transitando los mundos con recias andaduras.
Es el Dios trascendente, el Divino Pastor.

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.