I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


NAVARRA

Poemas

• brindis por la primera de navarra
• cancionero del frente
• cantores del norte
• ciudadela de iruña
• el ebro
• el encierrillo
• elogio de los vinos navarros
• evocacion de pamplona
• glorias de navarra
• la javierada
• la laureada
• la laureada (ii)
• los espÁrragos
• navarra
• navarra (ii)
• navarra y pamplona
• requiem por el monumento
• sierra de san donato

Núm. 258
Categoria: NAVARRA

ELOGIO DE LOS VINOS NAVARROS


Versos alejandrinos.

Mi adiós a la Montaña, la Cuenca y la Ribera.
Viñas, bosques,llanuras.¡Adiós, Navarra mía!
Ya se aleja entre chopos tu fluviosa frontera,
viejo solar del vino, la jota y la alegría.

Adiós a tus montañas de escarpados perfiles
donde se enquista el roble y el pino y el enebro.
Y a la Baja Ribera de cepas varoniles
y fértiles llanuras bañadas por el Ebro.

Recoge en esta tarde mi postrera mirada.
Déjame que me lleve grabada en mis pupilas
tu figura,tu imagen, tu faz idolatrada,
tus viñas y rastrojos, tus aldeas tranquilas.

Lejos de ti no creo que algún otro paisaje
mitigue mi nostalgia. La Rosa de los vientos
no tiene en su ruleta cepas de tu linaje,
bodegas tan umbrías, vinos de tanto aliento.

Navarra, mi Navarra, deja que te repita
que acaricie tu nombre,que mi pequeña ofrenda
llegue hasta los confines de esta tierra bendita
donde tu vino alcanza graduación de leyenda.

Donde nunca es difícil y no es excepción rara
hallar entre tus mozos muy buenos catadores.
Cuna de hombres valientes que beben cara a cara
donde no he conocido cobardes,ni traidores.

Pueblo que no soporta caciques, ni tiranos,
ni amenazas, ni insultos, ni consignas macabras.
Un buen trago de vino y un apretón de manos,
gente de largos hechos y muy pocas palabras.

Me acuso de hablar siempre de ti, Navarra mía
y entre tantos cantares mi corazón se inquieta.
Si cantando tus vinos hago tu apología
hoy te ofrezco mi brindis de juglar y poeta.


Levantaré en mis manos un buen jarro de vino,
siguiendo las lecciones del Arcipreste de Hita.
No he de usar una copa de cristal y oro fino
ya que el vino navarro puede que la derrita.

Despacio, muy despacio, para que no me alumbre,
voy catando tus vinos rojizos y olorosos
paladeando a un tiempo su aroma y reciedumbre.
No hay en el mundo entero vinos mas poderosos.

Bebedor inexperto no alcanzo ese talante
del “gourmet” entendido que prueba una botella
y dictamina al punto si es vino de Murchante,
un tinto de Artajona o un blanco de Corella.

Me sería imposible catalogar su grado,
su eti queta y origen; si es de Olite o Cadreita.
Si es vino de mi tierra lo bebo con agrado,
si es vino de Navarra, me gusta y me deleita.

Ya Septiembre despliega sus galas otoñales
de ubérrimos racimos dorados por la alquimia
del sol de las Bardenas,que besa tus frutales,
tus parras y viñedos, prestos a la vendimia.

Crepúsculos y luces de tibios resplandores
alumbran las mañanas del otoño navarro.
Nunca decae el ritmo de los vendimiadores;
de sol a sol trajinan con el tractor o el carro.

Un alegre concierto de voces entusiastas
jalonan su retorno con jotas y cantares,
mientras van descargando sus repletas canastas
en profundas bodegas y en rústicos lagares.

Se amontonan las uvas para prensar sus granos.
Ya burbujea el mosto de un ópalo rojizo.
Riachuelos de espuma forman rojos pantanos,
donde se enciende el fuego de su mágico hechizo.

Dejadlo que repose,que en las hondas bodegas
remanse y tome cuerpo, solera y contrapunto.
que estos vinos navarros de estirpes andariegas
sólo bien reposados se encuentran en su punto.

Al conjuro del tiempo, puros,clarificados,
caldos de recio toque,vinos de mucha garra,
nuestros vinos de origen,fínamente encastados
compiten con cualquiera, son vinos de Navarra.

Claros, tintos, rosados, con fuerza, cual ariete
pronto a romper el lacre y el tapón y el precinto.
Son rojas y granates las gamas del clarete
y este vino de reyes,que es nuestro vino tinto.


No desprecio los vinos de otras buenas comarcas.
¿Dije vino de Reyes? Si alguien cree,señores,
que estoy exagerando que pruebe nuestras marcas,
que beba y que compare, que no los hay mejores.

Loor a los navarros caldos de origen; vinos
de recia estampa, mostos de gusto inigualable,
color, crianza y grados, olorosos y finos
de paladar, de empuje, de temple insuperable.

Con vinos de mi tierra va mi brindis amigo
en esta despedida varonil y bizarra.
Levantad vuestros vasos, bebed, brindad conmigo
un buen tiento de bota del vino de Navarra.

Cerremos con un brindis los postreros adioses,
levantemos en alto nuestros repletos jarros.
Bebamos todos juntos el néctar de los dioses
con las marcas de origen de los vinos navarros.

Un buen vino navarro para un brindis rotundo.
¿Qué marca, qué etiqueta? Cualquiera es la adecuada.
Con vinos de Navarra se brinda en todo el mundo.
No hay vino como el nuestro. Como el nuestro no hay nada.

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.