I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


MAGISTER

Poemas

• arriba el corazÓn
• dile
• dios os guarde
• en vos confÍo
• llamada general
• llega la logse
• maestro amigo
• no te espante la logse
• oraciÓn por la logse
• pulso y valor
• rincÓn poÉtico
• ¡ d e c i d m e...!

Núm. 225
Categoria: MAGISTER

NO TE ESPANTE LA LOGSE

(Versos alejandrinos y endecasílabos)

Iniciado el Otoño, cuando el Curso comienza
y la infancia va a Clase y es feliz,
que a ti, maestro amigo, la Logse no te venza
ni te asuste su torva cicatriz.

Harto ya de reformas, enmiendas y altibajos
ves que arriba, clavado en una cruz
alguien juzga tus esfuerzo, valora tus trabajos,
te conforta y ayuda con su luz.

Soles, lunas, agravios, rencores y cariños
no turban tu tarea y tu honradez.
Bendiga el Gran Maestro, que amó tanto a los niños
tus afanes en pro de la niñez.

No te espante la Logse, porque hay sol y alegría
cuando brilla la eterna claridad.
Cuando el Señor nos habla, qué suave melodía,
qué perfume de vida y de verdad,

La Logse no es obstáculo, si hay luz en el sendero,
en el camino estrecho del amoe
Vale más esta fe que el mundo entero
que cualquier turbio afán perturbador.

Tu luz, Señor, tu ejemplo, voces que el alma siente
palpitando de gozo y embriaguez.
Tu fuerza y tus palabras, que calan lentamente
purificando nuestra desnudez.

Hace tiempo que se oye tu llamada acuciante
en un clima de lucha y ansiedad.
Mientras la Logse avanza, nos llamas anhelante
con razones de gran sinceridad.

Nos invitas, nos llamas. Dinos, Señor, ¿qué quieres?
¿Vacila , acaso, nuestro corazón?
Cuando esa Ley se implante con todos sus poderes
¡podrá haber reos de alta traición...?

Madrid,XI-90)

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.