I N I C I O
P O E S Í A S
B I O G R A F Í A
H E R Á L D I C A

Categorías

amistadcarmelitanasinquietudjuvenalialas gemasmagisternagorenavarranavidadpersonalreligiosasselectastranscendentevariosverso librevirgen maría


AMISTAD

Poemas

• adivinanza
• al director del taco-calendario del corazÓn de jesÚs
• dos Ángeles
• el gran cheque
• el mensajero
• gratitud
• hombrÍa
• jaque mate
• la cadena radio cope
• la mano amiga
• la paz
• la primavera
• las mas valiosas
• leer y escribir
• lo que pasa
• Óleo vespertino
• pÓstuma
• ricos dones
• tres dÉcimas

Núm. 16
Categoria: AMISTAD

PÓSTUMA

(A Faustino del Pulgar Hevia,asturiano de pro,
hombre de una pieza,mi gran amigo)

( D é c i m a s )

Hace ya tiempo que espero
con inquietud verdadera
esta fecha tan señera,
la del quince de Febrero.
No te extrañe, compañero,
te venga a felicitar.
Yo bien quisiera frenar
el latido inexorable
del tiempo, que es implacable
en su contínuo rodar.

000

Faustino era un hombre de hondas convicciones
políticas y religiosas. Hombre valiente en dar la
cara por España,la libertad,la religión y la paz.

000

Todo llega y todo pasa;
sí, Faustino, se presenta
un año más en la cuenta,
reloj que nunca se atrasa.
El tiempo todo lo arrasa
con impulso arrollador
y mirando en derredor,
nos vemos en los espejos,
ayer, jóvenes, hoy, viejos,
mañana, mucho peor.

000

Mas ni tú, ni yo temblamos
en llegando a la otra orilla.
No doblamos la rodilla,
ni la cerviz inclinamos.
Sobran los fúnebres ramos,
las lágrimas y el ciprés.
No seré tan descortés
que no ponga de relieve
que cumples cincuenta y nueve
y yo los ochenta y seis.

000

(Mi gran amigo Faustino ha muerto joven y deja
un recuerdo imborrable. ¡Dios lo tenga en su Gloria!

000

Tú en el quince de Febrero,
yo el veintinco de Marzo,
dos fechas con las que engarzo
un horóscopo postrero.
Oráculo verdadero
que nos predice a los dos,
siguiendo de Cristo en pos,
como logros substanciales,
nuestros grandes ideales
de Fe y Esperanza en Dios.

000

(Faustino luchó como un valiente contra el cáncer,
hasta el último día. Siempre confiaba en Dios. No
se rebeló y aceptó la muerte con resignación)

000

Certezas e incertidumbres
se ofrecían a tu vista.
Fue difícil la conquista
de tan elevadas cumbres.
Dios te anima a que vislumbres
esa azul inmensidad.
Subiste con suavidad
hasta la altura del Cielo;
no desciendas a este suelo,
quédate en la Eternidad.

(AÑO 2001)

Reservados todos los derechos.
Se autoriza la reproducción total o parcial de las poesías en Internet,
citando siempre la procedencia y con un enlace a esta página.
2006-2018 © José María Zandueta Munárriz.